la ultima nche


La última noche fue un ajuste perfecto de distancias.
como un vino eterno que nunca se acababa.

La madrugada nos ató de las muñecas
las estrellas de fondo, con desconfianza…
Y naufragaron
las miradas perdidas,
que siempre fueron factorías de nostalgia.
Contigo las palabras…
son palabras por si acaso.
Se acababa el tiempo, y busqué tu mano…
!sólo pensé…….hay que ver cariño,lo jodidos que estamos!

Te pedí con la mirada…. Vamos a besarnos,
Bésame en verso que yo te doy ventaja.
Ya barrerán nuestros pedazos
mañana por la mañana.
Pero sólo vino el miedo  en las venas,
el zarpazo de la consciencia,
la mordedura del recuerdo,
y ese aguijón…

Demasiado tarde, y de repente…
amaneció.
y………….ahora se te olvida…
que sólo necesito que me necesites,
y sé que hay cosas que no dices
porque no sabes mentirme…

Aveces se puede morir ametrallada por una ráfaga
o por una palabra no dicha,
y pasa que a lo mejor quieres, pero no es a mi.
Y quizá por eso, lo inútil de esta despedida…

Quería quererte así,
a instantes a tu lado,
donde la vida se convierte en milagro.

Quería quererte así,
con vocablos envueltos en una amalgama de silencios y caricias,
dejados en libertad por tus labios derrotados.

Quería quererte asi,
en la infinita  distancia que quisiera recorrer con mis abrazos.
en el eco que nos separa, en el abismo implacable que nunca salva.

Quería quererte  así, descansando en tu  corazón agotado,
donde no me dejaron entrar los estertores de tu agonía.
ni en tu despegue donde se hirieron yus alas.

Quería seguir queriéndote así, en tu ansia de  querer y no llegar,
en el dolor, en la impotencia, en el temor a la eterna soledad.

Anuncios

Déjame……….

Déjame detenerme en ti un momento,

déjame encontrarme en tus esquinas,

echarle azúcar glas a tu lamento.

 

 

Déjame seguir tejiendo nubes,

la luna bajarte,

para que juegues al columpio y desde allí,

le des color a lo oscuro.

 

 

Deja que me acurruque en tus brazos,

que me sienta en ellos reina del mundo,

que sea mi boca la que remiende,

esos golpes de pelea, esas heridas de guerra.

 

 

Déjame ser el timbre de tu recreo,

el sol de tus parques,

tu acorde perfecto.

 

 

Déjame si quieres morirme contigo,

que el sentido de mi vida, es que tú no pases frío,

que mi pecado sea tu boca

y mi condena bebérmela sin derramar ni una gota.

 

 

Déjame……………

Déjame ser tu niña traviesa y loca.

 

 

 

¡VAMOS……..


La cicatriz del corazón es sólo una historia,

un recuerdo, una lección,

¡Vamos¡………sigue soñando amor

que yo me quedo con tus coronas, tus alfileres ,

tu parte de espacio con interés, tus impagos,

me cuelgo de la línea de arriba y  te seco  en clave de sol.

¡Vamos¡……bromea conmigo,

tres ratos juntitos y medio separados, ¡Vamos que te rescato.

Que te salvo en el Domingo que morí infinitas veces,

antes de ahorcarme con tu imagen en aquel fondo de armario,

que prefiero que te quedes tú rellenando el vaso medio vacío

y yo marcharme seca de sed y  frío,

con la misma ropa mojada, empapada de ¡por si acasos!

Madre……….


Pongo a tus pies mi alma en partitura

para que tu sonrisa sea la rosa

que brote de la última nota

a  cambio, regálame instantes a tu lado,

ahí donde la vida se convierte en milagro.

Desato la tempestad

del  huracán de mi garganta

y te regalo esta balada

para pedirle a la vida que nunca me faltes,

que nunca te vayas.

Madre apriétame el corazón

Abrázame a tu esperanza

no quiero más en tu pecho dolor,

cobíjame siempre en tu calor.

Te regalo esta balada

con vocablos envueltos en una amalgama,

repleta de caricias y ojeras despeinadas.

Te quiero en pie construyendo puentes

en este desatinado cuento

sin basuras, sin engaños ni lamentos.

Madre………. quien pudiese volver a ser niño,

ese que nace de nuevo contigo

a la sombra de un barreño.


Te extrañé y busqué entre escombros la magia que nos unía,

más allá de las distancias y los sueños,

en la caja de recuerdos estaba tu sonrisa, tu voz,

tu soledad y la mía haciendo el amor.

Reviví tus locuras, el detalle que formaba tu silueta,

tu complicidad callada, tus dudas y certezas en mi espalda.

Y descubrí que se nos fugaron los sueños por la ventana,

se disolvió el encanto que nos adoraba,

tus silencios se recostaron en mi cama,

me abrazaron ya sin ti, ya vacíos, ya sin ganas.

Entonces te bese a distancia y con el alma,

entendí tus miedos, abracé tus ansias,

me senté a tu lado viéndote soñar,

me metí en tus sueños y te volví a amar,

porque aún sin tu cariño lo mío no sabe de paz,

la luz que por ti  siento no se podrá apagar.

Eres mi estrella en la noche,

eres silencio voraz,

eres mi mar y mi calma ya no importa si  de  mí te vas,

eres y siempre serás.


imagesFFMS6EEG

Porque gracias a él me convertí en astronauta si de besar sus lunares se trataba, porque lo  quiero con lo que tiene y con lo que le falta, con sus locuras y ocurrencias, con sus incoherencias y con sus verdades

 

Porque es mi mejor enfoque, porque lo quiero  cuando el menos lo quiere, porque quiero las cosas que el odia de sí mismo. Porque no me dice que esto es para siempre pues sabemos que no estamos para eso, pero promete guardarme en lo más profundo de su pecho por mucho tiempo. 

 

Porque lo quise de noche, en la madrugada y en la mañana bajo sus cobijas, porque me he perdido en su  cabello cansado y lleno de cicatrices, porque me coge fuerte la mano, porque me crea un Universo en donde sólo habitaba su beso.

 

Son tantos los motivos para decirle GRACIAS, que agradezco ya lo que aún no me ha dado, son tantos los motivos para quererle que ya lo hago. 

Por eso y por algo más………..

Le regalo un  mundo nuevo, ya sé que mi alma anda descosida,

que mis palabras vacilan y mis ojos se vuelven de color hormiga, pero yo le regalo mi mundo, con todas sus fisuras y locuras.

Yo……………..le regalo un  mundo nuevo,

el que espera escondido en mi piel, mi sangre y mis venas.

Le regalo mi vida en este poema

 


Estarás siempre aquí,

en la cintura de mi dolor,

en la ansiedad de mi cansancio,

en una esquina de mi silencio,

en el rincón de mi desvelo.

Estarás aquí, en lo triste de mis sueños,

en lo frío de mi madrugada,

bajo la excusa que te piensa,

en el murmullo de la gente,

en mis sábanas dobladas.

En las ganas color hormiga, despuntando por una orilla de mi cuerpo,

tan vestido como ausente en mis ratos de agonía persistente.

en lo miope de mis ojos sin tus ojos,

en la canción del distraído,

en el charco de mi esquina sin oficio,

en el glacial de mis senos sin tu abrigo,

estarás siempre en el conjuro de mis noches,

en los pedacitos de tus caricias que me cuelgan de los brazos.

Estarás siempre aquí………. escarbando mi todo,

vacilando mi sonrisa con tus años,

en estos versos como anestesia, doliéndome la pluma entre mis dedos.

En esta imagen ineluctable que aparece cada vez que cierro mis ojos,

en mi abandono, en mi éxtasis, en el tuyo…………

en la arquitectura de mi suspiro

A %d blogueros les gusta esto: